El próximo miércoles 13, ópera infantil “Brundibár” en el Palacio de Festivales

El músico checo Hans Krása adaptó su ópera infantil “Brundibár” (“El abejorro”), para los diversos instrumentistas recluidos en el gueto judío de Terezín, próximo a Praga. Entre 1943 y 1944, se representó en cincuenta y cinco ocasiones: la última, cuando la Cruz Roja Internacional inspeccionó Terezín. Dos semanas más tarde, comenzaron los traslados hacia Auschwitz y otros campos de exterminio.

En julio de 1943, la partitura de la ópera infantil “Brundibár”, que compusiera el músico checo Hans Krása con libreto de Adolf Hoffmeister en 1938, se introdujo de contrabando en el gueto judío de Terezín, antigua ciudad amurallada próxima a Praga, donde Krása volvió a orquestarla para los diversos instrumentistas que estaban disponibles para tocar en ese momento. Brundibár fue popular en el gueto por tres razones principales: los reclusos podían ver a los niños disfrutar de una experiencia teatral; la naturaleza alegórica de la historia de victoria ante un tirano; y la música que era accesible y placentera.

La trama de la ópera comparte elementos con cuentos de hadas como Hansel y Gretel. Aninka y Pepíček son dos hermanos sin padre. Su madre está enferma y el médico les dice que necesita leche para recuperarse, pero no tienen el dinero suficiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: