Si con 4 años no le permites colaborar con el pretexto de que te lleva más tiempo, no esperes que con 14 tenga ganas de ayudar en casa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: